Ácido úrico en las articulaciones

En el siguiente texto, hablaremos sobre la acumulación del ácido úrico en las articulaciones, sobre si es el causante principal del dolor, y también hablaremos sobre cómo se forma y la manera en que se acumula.

El ácido úrico es una sustancia que aparece en nuestro cuerpo, como un producto derivado de la digestión de las proteínas. Al descomponerse los alimentos, ciertas sustancias denominadas purinas, son disueltas en la sangre generando dicha acidez. Más información aquí.

Generalmente, el ácido úrico es detectado en los riñones, filtrado y expulsado a través de la orina. El problema aparece cuando la cantidad de ácido úrico es tan elevada, que su eliminación no es completa y comienza a acumularse y a producir problemas graves en nuestras articulaciones.

Gota

Primero la sangre después en las articulaciones

Las purinas tienen una función biológica dentro de nuestro organismo. Sirven para contribuir a la formación de las distintas proteínas encargadas del ADN, sin embargo el subproducto generado en forma de ácido úrico, no tiene ninguna utilidad para nuestro organismo, por lo que tiende a ser acumulado hasta su correcta eliminación.

Cuando la cantidad es tan elevada que no es posible eliminarlo de manera segura, el cuerpo tiende a acumularlo en la sangre en forma de cristales de urato, que posteriormente pasarán a las articulaciones y se alojarán en sus cartílagos. Es lo que se conoce comúnmente como enfermedad de la gota.

La presencia de estos cristales urato causa inflamación rigidez y dolor articular. Podría denominarse como una forma aguda de artritis, que en muchas ocasiones únicamente ocurre en una sola articulación a la vez.

Cristales de ácido úrico

Las personas aquejadas de esta enfermedad, frecuentemente sufren los dolores articulares por las noches, acompañado de dolores musculares, e incluso también es posible que aparezca fiebre o síntomas similares a los de una infección.

Las primeras 12 horas, por lo general suelen ser las peores. El dolor aparece en las articulaciones, habitualmente en la articulación del dedo gordo del pie, pero puede ser extensible a otro tipo de articulaciones más comunes, como los tobillos, las rodillas, los codos y las muñecas.

Posteriormente, cuando el dolor va disminuyendo, algunas molestias pueden igualar presentes durante algunos días más, incluso varias semanas. En caso de futuros nuevos ataques, posiblemente los síntomas y los dolores tengan una mayor duración y afecten a un número mayor de articulaciones.

Distinguir entre ácido úrico y artritis reumatoide

No es fácil detectar si el dolor en las articulaciones proviene de una artritis o proviene por la acumulación de los cristales de urato. Los síntomas de ambas enfermedades a menudo pueden parecer similares, pero sus causas son totalmente diferentes. La artritis, procede generalmente de un fallo en el sistema inmunitario, mientras que la enfermedad de la gota está directamente relacionada con un exceso de ácido úrico en sangre.

Habitualmente, en las articulaciones puede aparecer la formación de algunos pequeños nódulos o bultos. Estas formaciones crecen alrededor de las articulaciones generando presión y causando la inflamación y el dolor.

Para distinguir entre ambas causas, será necesario someterse a un examen médico y a diferentes pruebas que determinan la presencia de cristales de urato.

Los médicos o profesionales de la salud serán capaces de determinar, mediante prueba de fluidos, ultrasonidos, examen sanguíneo, e incluso mediante el uso de rayos X, si se trata de la enfermedad de la gota o se trata de una artritis reumatoide. Pudiendo de esta manera, recetar y aconsejar el mejor tratamiento posible.

Sintomas de la enfermedad de gota

No se puede descartar la presencia de ambas enfermedades actuando a la vez. Es posible sufrir la gota y la artritis reumatoide al mismo tiempo, por lo que el paciente deberá explicarle a su doctor si existe dicho riesgo. La medicina actual ya dispone de investigaciones en las que se muestra que las personas con artritis reumatoide tienen mayor probabilidad de tener niveles altos de ácido úrico en sangre

Ácido úrico en la rodilla

Cuando la gota ataca a una articulación como la rodilla, aparece un dolor intenso acompañado de hinchazón. Esto es debido a la acumulación de cristales a lo largo de los tejidos blandos de la propia rodilla.

No es habitual que los primeros síntomas aparezcan en una rodilla, sin que antes hayan aparecido otros síntomas anteriores en articulaciones más externas tales como las manos o los pies. Los cristales de urato suelen formarse a temperaturas frescas, por lo que la enfermedad de la gota suele ser más común que comience en las manos con los pies, y posteriormente pueda ir extendiéndose hacia articulaciones más internas tales como las rodillas.

Comienza consideradas que tiene un ataque de gota en la rodilla si de repente la zona se pone caliente, dolorosa, de color rojizo y con hinchazón.

Ácido úrico en manos:

Como hemos dicho anteriormente, acumulación de los cristales sucede a temperaturas frías, por lo que es habitual que el inicio de las molestias ocurra de noche. Habitualmente los pacientes suelen despertarse por la mañana con un terrible dolor en las manos. También puede ocurrir a lo largo de una siesta. Al parecer durante el sueño, la temperatura corporal tiende a disminuir.

Gota en la mano

Al igual que ocurre con otras articulaciones como las rodillas, lo más normal es que la gota comience en los dedos gordos del pie. Por lo que, las personas aquejadas de dolor articular en las manos, deberán considerar si anteriormente han sufrido ataques de gota en el pie. Algunos pacientes pueden haber experimentado las molestias en los pies incluso varios años antes de que aparezcan en las manos.

Información para bajar el ácido úrico.

Ácido úrico en las articulaciones
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario