Ácido úrico en los pies

En este apartado vamos hablar sobre la función que desempeña el ácido úrico en los pies. Generalmente, esta enfermedad es denominada como gota siendo muy común que se inicie en las articulaciones del pie, pudiendo aparecer de la noche a la mañana sin previo aviso.

El primero de los síntomas más clásicos y por el que podemos comenzar a pensar que estamos teniendo un ataque de gota es el dolor claramente localizado en el dedo gordo del pie. Más del 50% de los casos diagnosticados como gota comienzan en el dedo gordo del pie.

A este suceso se le denomina “podagra”. Pero bien pudiera comenzar en cualquiera de las otras articulaciones, en cualquiera de los otros dedos, así como también en el tobillo e incluso la rodilla y también en las manos.

Inicio de gota en pie

Cuando aparece el dolor y el enrojecimiento en la zona, significa que está ocurriendo un ataque de gota. El ácido úrico disuelto en la sangre es demasiado ácido y el cuerpo se deshace de él formando cristales de urato.

Estos cristales pueden estar acumulados desde hace años sin que haya habido hasta el momento ningún síntoma característico. Cuando la acumulación es excesiva, los cristales alcanzan los tejidos blandos  de la articulación del dedo gordo del pie, conocida como articulación metarsofalángica.

Síntomas del ácido úrico en los pies

Tal y como hemos dicho, el proceso puede comenzar de manera repentina y progresar en unas pocas horas. Debido a que el proceso de cristalización necesita temperaturas bajas, lo más habitual es que el inicio del ataque comience de noche, cuando durante el sueño la temperatura corporal tiende a disminuir. También pudiera ocurrir durante una siesta.

El dolor y las molestias puede durar entre 5 y 10 días, para luego desaparecer. Más del 50% de los pacientes pueden experimentar otro ataque de gota similar antes de 12 meses. Los nuevos ataques, seguramente sea de mayor intensidad y alcancen nuevas articulaciones.

Sintomatología

Nada más despertar, el paciente puede notar un dolor extraño en la articulación del pie. Puede llegar a pensar que tiene el dedo roto. Con el paso de los minutos la zona tiende a calentarse y a hincharse. Aparecerá un color rojizo sobre la piel que irá aumentando la tonalidad a la vez que se incrementa la temperatura y el dolor.

El dolor que se experimenta durante un ataque de gota que es descrito por los pacientes con un dolor insoportable. El simple peso de la sábana por el roce de la tela puede causar molestia.

Seguramente en pocas horas, el paciente se vea incapacitado de poder mover los dedos del pie, y por supuesto mucho menos poder andar.

Cómo se diagnostica el ácido úrico en el pie

Para obtener un diagnóstico preciso, el médico necesitará hacer varias preguntas sobre los síntomas. Resulta importante conocer si el dolor comenzó de repente provenía persistiendo en el tiempo, el tipo de dieta del paciente, si existen antecedentes familiares, y si se conocen enfermedades de tipo artritis que pudieran estar relacionadas.

Una vez descartadas otras afecciones, el doctor procederá mediante las siguientes pruebas:

Rayos X: habitualmente medicina se utilizan las radiografías para descartar otros posibles causas o encontrar problemas que pudieran estar afectando al hueso.

Analítica sanguínea: mediante un análisis de sangre es posible encontrar altos niveles de ácido úrico, lo que se conoce como hiperuricemia. Aunque lamentablemente, estos análisis tienen mucha más fiabilidad pasadas de cuatro a seis semanas desde el primer ataque. Por tanto el análisis sanguíneo no siempre es una prueba concluyente ya que hasta el 50% los pacientes no suelen mostrar niveles altos de ácido úrico.

Pie dolorido

Muestra de líquido articular: una prueba que sí que es concluyente es la del líquido de la articulación. Su médico puede extraer con ayuda de una jeringuilla una pequeña muestra de líquido de la zona afectada. El análisis de este líquido puede mostrar si existen o no existen cristales de ácido úrico.

Ecografía: hoy en día es uno de los métodos más populares a la hora de buscar la presencia de cristales de urato en la articulación. La mayoría de pacientes prefieren una ecografía antes que una inyección.

Consejos útiles

Las personas aquejadas de ácido úrico en los pies pueden realizar las siguientes actividades para tratar de minimizar el dolor y reducir la hinchazón en la zona:

Se aconseja descansar lo máximo posible y mantener el pie en alto. Se recomienda que el pie quede a una altura mayor que la del techo del paciente.

No es aconsejable realizar actividades que requieran un esfuerzo. Si no es necesario, es mejor que el paciente se mantenga en reposo, tanto sentado como tumbado.

Puede hacerse uso de tablillas para inmovilizar el pie.

Aplicar hielo puede reducir el dolor y bajar la hinchazón. Para ello, se aconseja envolver el hielo en una toalla y aplicarla sobre el pie durante unos 20 minutos cada vez. Nunca aplicar hielo directamente. Deje descansar la zona, y permita que vuelva la temperatura normal antes de volver aplicar el hielo por segunda vez.

También es muy recomendable beber agua y mantenerse hidratado.

Adecuar una dieta baja en purinas .

A la hora de desplazarse o moverse, intente aplicar el menor esfuerzo o el menor peso sobre el pie. Use algún tipo de soporte o muleta, pide ayuda a sus familiares o utilice un bastón para ayudarse.

Si no desea utilizar ningún remedio natural, siempre puede acudir al médico para que le recete el medicamento más adecuado para su caso.

Ácido úrico en los pies
Votanos

Deja un comentario