Que es el ácido úrico alto

En el siguiente texto explicaremos qué es el ácido úrico alto, también denominado hiperuricemia, qué factores contribuyen a su aumento, la influencia de la dieta y los principales síntomas tras los primeros pasos de la gota.

El ácido úrico es un producto de desecho que se obtiene a descomponer metabólicamente los nucleótidos de las purinas. Para entender por tanto, la función de este compuesto, primero deberemos conocer que es una purina y de dónde vienen.

Las purinas son bases nitrogenadas compuestas por hidrógeno y nitrógeno utilizadas para la formación del ADN. La palabra procede del latín que significa pura orina. Estas sustancias se encuentran de manera natural en todas las células del cuerpo, y prácticamente en todos los alimentos, siendo mayor su concentración en los alimentos ricos en proteínas como por ejemplo la carne, el pescado y las levaduras.

Cuando las células mueren, su material genético se descompone, y por tanto las purinas también se descomponen. Y el producto de desecho que se obtiene de esta descomposición es el ácido úrico.

Datos sobre el ácido úrico

El ácido úrico es un compuesto orgánico formado por carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. Su fórmula química es C3H4N4O2. Con una masa molecular equivalente a 168,11 g por mol y una densidad de 1,87 g por centímetro cúbico. Se trata de una sustancia cuya solubilidad aumenta con la temperatura.

Los niveles de ácido úrico en sangre son diferentes en función de si la persona es hombre o mujer, en función de su edad en función de sus características hormonales. Pero en términos generales, las personas sanas deberían tener unos niveles de ácido úrico en sangre comprendidos entre los dos y los 8 mg por decilitro.

Los niveles de ácido úrico en orina de una persona normal y sana también deberían oscilar entre los 250 y los 750 mg cada 24 horas.

Niveles de ácido úrico

Saber interpretar los niveles de ácido úrico

Cuando encontramos en un paciente valores mas altos de lo normal, hablamos de hiperuricemia. En principio, puede resultar asintomático, pero si las altas concentraciones se mantienen en el tiempo, puede acabar desencadenando la enfermedad de la gota, tanto aguda como crónica.

Hiperuricemia

Cuando encontramos altas concentraciones, situación que se denomina hiperuricemia, puede deberse a dos situaciones diferentes. O bien existe un exceso de purinas, o por el contrario los niveles de purinas son normales, pero los riñones no son capaces de filtrar y eliminar de manera correcta el exceso de ácido úrico. Cualquiera de estas dos situaciones puede hacer que los niveles, tanto en sangre como en orina, aumentan de manera significativa.

Como hemos dicho anteriormente, el ácido úrico alto puede ser asintomático, es decir, acumularse a lo largo del tiempo sin que el paciente note ningún síntoma.

La causa más habitual es el exceso de purinas, posiblemente debido a una alimentación de mala calidad. Cuando la causa es por un trastorno renal, estamos hablando de enfermedades paralelas que también deben tenerse en cuenta y deben ser diagnosticadas con cautela.

Ver las principales causas del ácido úrico alto

¿Qué factores contribuyen al aumento de purinas en sangre?

En principio, como casi en la mayoría de enfermedades, el problema de origen reside en una mala alimentación. Las personas aquejadas de gota o de ácido úrico alto suelen tener, de manera habitual, una alimentación baja en fibra, alta en alimentos proteicos, alta en alimentos procesados, alta en azúcares, y habitualmente acompañada de alcohol.

Todos estos factores, suman entre sí un cóctel que facilita el aumento de purinas en sangre.

1 – Alimentación rica en carnes: no es un factor decisivo a la hora de padecer gota, pero sí que es uno de los factores más importantes a la hora de controlar la evolución de esta enfermedad. Aunque las personas sanas pueden abusar de los alimentos ricos en proteínas, aquellas personas propensas acumular el ácido úrico deberían reducir la ingesta de carnes.

Clic aquí para más información sobre la dieta ideal

Nivel alto de purinas

2 – La fructosa: la mayoría de productos de manufactura industrial de sabor dulce suelen tener fructosa añadida. Numerosos estudios han demostrado que la fructosa puede aumentar los niveles de ácido úrico en sangre, y por tanto aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de gota.

3 – El alcohol: simplemente por el hecho de que el alcohol es un producto que deshidrata el cuerpo ya estamos añadiendo causas para la formación de cristales de ácido úrico. Además, el alcohol suele afectar negativamente a las bacterias saludables de la flora intestinal.

Una buena manera de prevenir la acumulación de ácido úrico es manteniendo la correcta hidratación del cuerpo. Evite el alcohol y añada más alimentos acuosos.

4 – Los diuréticos: existe una controversia respecto a los productos diuréticos. Ya sean medicamentos o productos naturales complicidades diuréticas, su finalidad es la de aumentar el contenido de orina. Algunas fuentes indican que de esta manera se consigue eliminar mayor cantidad de ácido úrico, mientras que otros estudios revelan que resultan perjudiciales ya que limitan la capacidad del riñón.

5 – Causas genéticas: algunos estudios indican que existe una predisposición genética a la hora de desarrollar altos niveles de ácido úrico. Según estos estudios no importa tanto la alimentación como la predisposición a formar micro cristales de urato.

Algunas personas, aunque se alimenten de productos ricos en purinas, y obtengan resultados de alta concentración de ácido úrico, jamás llegan a desarrollar la enfermedad de la gota ya que no están genéticamente predispuestas a ello. Es lo que se denomina como factor de agregación familiar.

6 – Síndrome de lisis tumoral: el aumento de purinas en sangre no solamente tiene un origen basado en la alimentación. Algunos tipos de cáncer, sobre todo los que se extiendan a través de metástasis, y algunos tratamientos agresivos como la quimioterapia o la radioterapia, pueden aumentar una alta liberación de células moribunda es en sangre. Estas células al morir se descomponen del mismo modo que se descomponen las células obtenidas a través de la alimentación.

Por lo tanto una de las causas que puede hacer aumentar el contenido de purinas en sangre es lo que se conoce como síndrome de lisis tumoral.

Cuáles son los síntomas del ácido úrico alto

Como hemos dicho anteriormente, la hiperuricemia o altas concentraciones de ácido úrico puede no tener síntomas a lo largo del tiempo. Sin embargo, estos niveles tan altos pueden conducir a problemas mayores, como enfermedades del corazón, insuficiencia renal, hipertensión, cálculos renales y enfermedad de gota.

Vamos a ver cuáles son los síntomas de la gota, que es la afección que mayormente se desarrolla en los pacientes:

1 – Inicio de la gota: los primeros síntomas se inician, de manera habitual en el dedo gordo del pie. Los pacientes generalmente nota una sensación extraña al despertar. Algunas personas sienten como si tuvieran el dedo roto. Los primeros síntomas se inician con un ligero dolor, inflamación e hinchazón de la zona.

El dedo gordo se vuelve muy sensible y hace que incluso el peso de una sábana sea molesto. Es menos frecuente, pero los síntomas también podrían iniciarse en alguna otra articulación cercana, tales como el talón o el tobillo.

Inicio de gota en pie

2 – Síntomas articulares: el mayor dolor y los síntomas más agudos aparecen pasadas de 12 a 24 horas desde el inicio de los síntomas. La molestia es constante, la zona se hincha como si fuera un globo rojo. La temperatura puede llegar aumentar como si de una fiebre se tratara.

3 – Desaparece el dolor: una vez que el dolor ha desaparecido, las molestias en la articulación pueden continuar existiendo y persistiendo por más tiempo. Algunos días incluso varias semanas.

Si no se pone remedio, pueden volver a aparecer nuevos ataques de gota, mucho más dolorosos, durante mucho más tiempo, y que se extiendan a nuevas articulaciones.

Más información sobre el ácido úrico

Que es el ácido úrico alto
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario