Síntomas de ácido úrico

A lo largo del siguiente artículo vamos a ver cuáles son los principales síntomas del ácido úrico. Veremos cuáles son aquellos síntomas que aparecen cuando existen altas concentraciones, lo que se denomina como hiperuricemia.

Veremos también algunos de los síntomas de las enfermedades derivadas, tales como la gota o los cálculos renales. Y haremos alusión también a los síntomas cuando existen patologías derivadas de bajas concentraciones de ácido úrico.

El ácido úrico es un producto de desecho que se obtiene al metabolizar las purinas. Las purinas, por su parte son sustancias que se encuentran en el ADN de las células y que en su mayor parte se concentran en alimentos con alta cantidad de proteína tales como la carne, el pescado, las legumbres, las levaduras…

Sintomatología

Ahora bien, las personas normales y sanas generamos ácido úrico cada día en unas concentraciones y unos niveles que pueden denominarse como normales. El aumento de la concentración de purinas conlleva un aumento de concentración de ácido úrico, que en caso de no ser eliminado a través de la orina puede dar lugar a distintas patologías.

Síntomas de ácido úrico alto

La hiperuricemia, sólo mediante el mecanismo de acumulación puede resultar asintomática. Los primeros síntomas y las primeras molestias aparecerán cuando la enfermedad ya está desencadenada. Entre las enfermedades más habituales destacan la gota y los cálculos renales.

Más información sobre cómo bajar el ácido úrico

Vamos a ver a continuación los principales síntomas tanto de la gota como los síntomas de los cálculos renales:

Síntomas de la gota:

La acumulación de ácido úrico en sangre pierde solubilidad cuando disminuye la temperatura. Al perderse la solubilidad, comienzan a precipitar cristales de urato monosódico. No parece descartable, por tanto, que sea durante el sueño, momento en el que disminuye la temperatura corporal, el momento más propicio para que se inicie un ataque de gota.

Sintomas de la enfermedad de gota

Según el Instituto nacional de artritis, más del 50% de los ataques de gota comienzan en el dedo gordo del pie. Otras articulaciones que frecuentemente son afectadas incluyen el tobillo, el talón, las rodillas, las muñecas y los dedos de las manos.

1 – El paciente se despierta por la mañana con una sensación extraña en el dedo gordo del pie. Algunas personas indican que tienen la sensación de tener el dedo roto. Debido al frío de la noche, los cristales de urato se han acumulado alrededor de la articulación metarsofalángica del dedo gordo.

Visite el siguiente enlace para más información sobre la acumulación de ácido úrico en los pies.

Al mismo tiempo la zona comienza hincharse y a tomar temperatura. En unas horas el dolor se agudiza, la piel se hincha y toma un tono rojizo similar a un globo rojo. La sensibilidad en la piel aumenta hasta el punto de que el simple peso de una sábana puede llegar a ser insufrible.

El exceso de líquido dentro de una articulación es conocido comúnmente dentro de la medicina como “derrame articular”.

Podríamos decir que los síntomas de la gota son los siguientes:

  • aparición repentina de dolor en alguna de las articulaciones
  • hinchazón en la articulación dañada
  • calor en la zona afectada
  • enrojecimiento de la zona

Inicio de gota en pie

2 – Entre las 12 y las 24 horas después de los primeros síntomas, el dolor alcanza su nivel máximo. La articulación queda totalmente inservible. La persona posiblemente no pueda andar, o no pueda mover la articulación. El dolor y la hinchazón no permitirán que el paciente pueda realizar vida normal. Será necesario utilizar algún remedio casero o medicarse con alguno de los tratamientos médicos específicos para la gota.

3 – Una vez que el dolor más agudo ha pasado, las molestias en la articulación afectada aún pueden durar varios días incluso semanas. Una vez que los síntomas han desaparecido por completo debemos advertir al paciente de que el peligro de un nuevo ataque tiene una alta probabilidad de ocurrencia en un 60% antes de 12 meses.

Los ataques recurrentes seguramente tengan una mayor duración y un mayor dolor que el primero. La acumulación de cristales permite que las molestias avancen hacia otras articulaciones adyacentes. Pudiendo saltar del dedo gordo del pie hacia el talón, el tobillo y subir hacia la rodilla. El paciente no se médica ni trata de reducir su contenido en ácido úrico, es posible que agrave la enfermedad, cronificarse la gota, y mantenga su salud en entredicho.

4 – Los enfermos de gota crónica acostumbrados a repetidos ataques, suelen detectar pequeños puntitos bajo la piel. Son bultos asintomáticos, sin dolor denominados genéricamente “tofos” que aparecen de manera habitual en los dedos de las manos, en los dedos de los pies, en los codos y en otras articulaciones…

Estos depósitos de ácido úrico suelen desarrollarse en el 50% de los pacientes con gota recurrente. Otras localizaciones de estos nódulos pueden ser los riñones, desarrollando una enfermedad crónica renal, pero también pueden acumularse en el tendón de Aquiles, en el cartílago nasal, en la vena aorta, en las válvulas cardíacas, ojos, lengua y laringe…

Síntomas de los cálculos renales

Cuando los cristales de ácido úrico se acumulan en el tracto urinario pueden llegar a causar cálculos renales. Los cálculos renales, pueden ser acumulaciones de cristales de diferentes tipos. En este caso se trata de cristales de urato monosódico, que pueden agruparse formando piedras de diferentes tamaños.

Cristales de ácido úrico

Por regla general, los cálculos renales ocasionados por el ácido úrico son más habituales en hombres que mujeres. Los síntomas característicos de esta patología son los siguientes:

  • Dolor en la espalda
  • Dolor en el abdomen
  • Dolor en la ingle
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Escalofríos
  • Aparición de sangre en la orina

Síntomas de ácido úrico bajo

Este fenómeno es conocido como hipouricemia, y sus causas pueden ser muy variadas. Distinguiremos entre las más importantes los motivos genéticos, una dieta defectuosa y algunos tipos de diabetes.

No existen síntomas directamente relacionados ácido úrico bajo. Por lo general los niveles bajos suelen ser una consecuencia de la propia enfermedad. Podríamos decir que las enfermedades son las causantes de la hipouricemia.

Es por ello que en función del tipo de enfermedad, aparecerán otros síntomas derivados tales como:

  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Vómitos

Seguir aprendiendo con el siguiente enlace:

El cacao podría beneficiar a las personas con cálculos renales

Síntomas de ácido úrico
4 (80%) 1 vote

Deja un comentario